Entrevista a Dyanne Thorne y Howard Mauer

octubre 10, 2018 por Roberto García-Ochoa Peces

cabecera sitges 2018
 

Entrevistamos, en conjunto con nuestros amigos de Fiebre de Cabina, a Dyanne Thorne, la famosa actriz que ha pasado a la historia del cine por interpretar a Ilsa, la loba de las SS, en el que es su personaje más conocido, el de una mujer poderosa, aguerrida y terriblemente beligerante con el sexo masculino. Le acompaña su marido Howard Mauer, a quien también lanzamos algunas cuestiones.

 
Entrevista a Dyanne Thorne y Howard Mauer

Más de cuarenta años después del estreno de Ilsa, la loba de las SS, estamos aquí charlando de vosotros y de vuestras películas. ¿Qué creéis que hace esto posible? ¿Las veis unas películas muy contemporáneas?

Howard Mauer (HM): Empezaré diciéndote que cuando alguien nos habla de nuestras películas nos sentimos muy agradecidos y sorprendidos porque ya son muy antiguas, dos años mayor que tú (risas). Nos sentimos así, de verdad. Sobre si son contemporáneas o no, todos los años vemos de nuevo las películas, todas ellas, y vemos que mantienen el pulso, no se ven acartonadas. Si las hicieran hoy en día tendrían muchos efectos especiales pero los guiones funcionarían bien, aunque tanto como decir que parecieran contemporáneas, no sé.

Dyanne Thorne (DT): Lo que se cuenta en películas como Ilsa, la loba de las SS tiene mucho que ver con lo que ocurre ahora en muchos países, por esos la gente está levantándose políticamente contra sus regímenes. Nosotros no queremos hacer política, yo hablo por mí misma, Howard habla por él mismo; la política no es el trabajo de un actor, pero vemos las cosas tan horribles que pasan por el mundo. Quizás sea la época, el factor tiempo, lo que distingue el “ahora” de nuestras películas. Por ejemplo, ahora se sigue traficando con seres humanos y la historia de las chicas que son secuestradas en un barco de petróleo fue sacada de un caso real de unas chicas que fueron engañadas.

HM: El respeto por la vida es tan escaso hoy en día que creo que si nuestras películas fueran contemporáneas serían aún más violentas. Eso es lo que pienso.

DT: Bromeo con la gente que ve alguna de las películas de Ilsa y terminan odiando al personaje por lo violento que es, pero les gusta la película. Es cierto, Ilsa no es un personaje para ser amado precisamente. Y todo el mundo cree que yo soy europea cuando me visto como Ilsa y la interpreto, pero cuando descubren que soy americana creo que lo he hecho bien el papel porque así era Ilsa.

 

El rodaje de Ilsa, la loba de las SS fue complicado, había mal ambiente, muy poco presupuesto, según dicen. ¿Qué recuerdas del rodaje? ¿Hubo alguna escena que no quisieras rodar?

DT: Hubo muchas escenas en las que yo no quise tomar parte y no llegué a hacer. Otras que no me gustaban se eliminaron y algunas se incluyeron en el montaje, sobre todo las de mujeres en el campo de concentración. De todas formas, prefiero quedarme con las cosas buenas del montaje. Por ejemplo, yo tenía mi propia caravana y fui muy bien tratada para ser una película de bajo presupuesto: tenía muy buena comida, y recuerdo un día que salí y había un camión de MacDonalds para los extras, la cola daba la vuelta. Protesté porque quería que ellos comieran lo que yo, que se les alimentase bien, y al día siguiente me dieron un tique para ponerme en la cola del MacDonalds (risas). Así que tuve que comer Macdonalds durante el resto del rodaje.

HM: ¡Todavía lo haces! Cuando te digo, vamos a un restaurante tú prefieres ir al MacDonalds (risas).
 
Dyanne, tus comienzos en el mundo del espectáculo fueron como modelo y pin-up. ¿Cómo te sentiste cuando tenías que desnudarte? Fíjate que ahora las actrices miden con cuidado como lucen ante las cámaras, su aspecto, si hacen desnudos, e incluso tienen un gran control sobre las imágenes donde aparecen.

DT: En realidad, no fui muy cuidadosa al principio de mi carrera en ese aspecto. Yo no era una modelo pin-up aunque se me acreditase como tal, las películas que yo hice no eran pornografía pero sí contenían muchos desnudos. La gente como yo extraía fotos de desnudos de esas películas para promocionarse, por aquel entonces yo ni siquiera tenía un agente. El primer trabajo serio que pude realizar fue Encounter (1965), con una gran estrella de hoy en día, para él fue su primera película, como para mí; allí compartimos una escena de ducha. Entrando en esa dinámica los productores te piden que hagas el mismo rol una y otra vez.

HM: Y creo que, de alguna manera, fue el comienzo de Photoshop porque se hacían montajes con los planos y la foto fija. Nos ha ocurrido de ver alguna película y decir ¡esto nunca lo hicimos!

DT: De hecho, en Wikipedia puedes encontrar seis fotos de desnudos sobre mí y solo dos son mías, las otras son de otras chicas. He sido acreditada por un montón de cosas que no he llegado a hacer. Por cierto, la persona que he mencionado antes con la que compartí una escena de ducha era Robert De Niro, aunque niegue que era él realmente.

Howard Mauer y Dyanne Thorne
 
Greta, de James Franco, fue concebida como una falsa secuela de Ilsa pero está basada en hechos reales que ocurrieron en Portugal. ¿Cómo os planteó hacer esta película?

DT: Su primer título fue No man`s land. Yo era una periodista cuya hermana había sido secuestrada y recluida en La Paloma, un manicomio portugués. Me dejo secuestrar también para poder entrar en el manicomio, rescatar a mi hermana y después escribir sobre ese lugar. Creo que uno de los factores por los que se han hecho populares las películas de Ilsa es porque siempre tratan temas que han sido reales: las masacres de Hitler, de Lennin, los secuestros y la trata de blancas. Pero respecto a esta película, yo fui contratada para hacer No man´s land, con un guion que co-protagonizaríamos, pero al final no fue nada como lo prometido.

HM: Nos engañaron totalmente.

DT: Hicieron una película que no tenía nada que ver con lo que habíamos firmado, cuando la vimos nos quedamos muy sorprendidos. Y a pesar de que en mi contrato se especificaba que no habría ningún desnudo más debajo de la cintura, Jess Franco encontró la forma de filmarme desnuda por completo. A pesar de eso, Jess Franco era un hombre muy agradable, y era muy bonito trabajar con él y con su esposa Lina Romey. Al final, nunca supimos el verdadero nombre de la película, si era Ilsa, Greta o Wanda (risas).

Muchas gracias a los dos por vuestro tiempo. Os deseamos que paséis unos días geniales en Sitges.

Alfredo Paniagua García & Roberto García-Ochoa Peces

 

Webs de interés

Banner vadecine.es
banner fiebredecabina.com
banner planeta5000.com
Banner noescinetodoloquereluce.com
Gialloteca.es
http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es

Cine en casa

banner Regia Films
banner 39 escalones
banner Intermedio

Cinefilia mensual

Publicaciones

Portada de Todos los colores del giallo. Antología del cine criminal, de terror y erótico italiano
Portada del número 8 de Cine-Bis
Libro sobre Paul Naschy coordinado por José Luis Salvador Estébenez
Portada del número 30 del fanzine El Buque Maldito
A %d blogueros les gusta esto: