Crónica de Cortópolis V. Mayo 2013

37

junio 6, 2013 por Roberto García-Ochoa Peces

cortopolis-mayo-2013

Quinta sesión de Cortópolis, el festival de moda de ese pequeño gran cine que es el formato corto. Mismas pautas y patrones que en las anteriores sesiones, pero con una remarcable diferencia que en verdad no es tal: en esta ocasión el público acudió en masa a la sala. Esta es sin duda otra de las señas de identidad del certamen organizado por Raúl Cerezo, pero nunca hasta ahora se había visto una cola de personas con tantas vueltas y giros en el hall de los madrileños cines Kinépolis. Bien es cierto que el retraso de la apertura de puertas hasta casi el comienzo propició este gran cúmulo, pero ver acudir a más y más gente interesada por proyecciones de esta clase, es un motivo de orgullo para cualquier buen aficionado y, sobre todo, debe suponerlo para la organización.

pregunta_publico

Una vez dentro de la sala, el característico nene, imagen del festival, ocupando la pantalla gigante se afanaba en sorprender al personal con sus habituales chascarrillos. De nuevo, como ocurrió el mes pasado, hubo un concurso para aquel que contestase correctamente a una sencilla pregunta. Por último, el premio del público fue a parar para Efímera, el brillante ejercicio de estilo de Diego Modino, que pudimos contemplar en la edición del mes de abril.

premio_publico

Paso sin más dilación a comentar cada una de las siete obras que pudimos contemplar. Una selección marcada por la variedad genérica, la más amplia vista hasta el momento, lo que juega a favor del gusto general (difícil que alguien se fuera sin que al menos uno de los trabajos le agraciara), aunque sin alcanzar grandes cotas de calidad individual, más allá de un cortometraje soberbio (Monstruo) y un par más destacables pero que en ningún caso permanecerán en la memoria, y el añadido de haberse visto el que sin dudas es el peor trabajo de toda la historia de Cortópolis, muy alejado de las habituales cotas de calidad que luce en su programación. Se configura así una irregular sesión de cortometrajes, que dista mucho de la excelencia alcanzada en los meses de abril y febrero. Pero veámoslo en detalle:

cartel-montruo

Monstruo (Carlos Morelli). Cuales malabaristas sin red que tienen a bien sorprender mes tras mes al respetable, la organización tuvo la idea de comenzar esta sesión con un cortometraje que va más allá de la extensión habitual para hacer suya la acepción de “mediometraje”. Dejando a un lado la discusión sobre el devenir de tal concepto, lo cierto es que este trabajo, de media hora de duración, no puede más que suponer un shock al que lo contempla. Cuidado hasta el más mínimo detalle y ejecutado con el rigor del que conoce hasta las entrañas las posibilidades que puede llegar a ofrecer el medio cinematográfico, Monstruo se erige como un auténtico tour de force que nos adentra insospechadamente por los tortuosos caminos de la locura y la enfermedad, en una doble acepción mental y física, haciendo de la dureza contemplativa, realista y sin ninguna clase de florituras, su sello de estilo. Dos intérpretes harto creíbles y que el realizador se afana en cercar con su cámara -cuales vecinos prisioneros de una ruinosa cárcel de la ignominia y el dolor humano, que se necesitan mutuamente para ver la luz reflejada en el fondo de su poza existencial- suman para prorrumpir una visión sobrecogedora de las relaciones entre aquellos que se suponen iguales. Savia fresca proveniente de la lejana Uruguay, que bebe del herrumbroso riachuelo que colegas latinos como Lisandro Alonso o Carlos Reygadas dejan tras de sí. Mucho ojo con Carlos Morelli, porque se trata de un talento en ciernes al que habrá que seguir muy de cerca.

 

Cartel-Ojos-Que-No-VenOjos que no ven (Natalia Mateo). Cambio de rumbo total en la siguiente pieza, dirigida por la actriz Natalia Mateo. Ambiente familiar y que se supone feliz (nos encontramos en plena nochebuena), el reencuentro familiar que aquí se plantea se adivina, no obstante, triste y decadente, tras el fallecimiento del cabeza de familia. Sin embargo, el hecho de que su esposa sea ciega y animosa, anima al resto a intentar conservarla en ese estado… aunque sólo sea por esa noche. Con un argumento tan sencillo, la directora juega sus bazas sirviéndose, principalmente, de la eficacia de un grupo de actores que desempeñan su rol con solvencia, y sabiendo extraer una soterrada vena cómica a partir de un guión que sin ser redondo en su conjunto, sí alberga diálogos de indudable empatía, rozándose por momentos un humor negro liviano y que ayuda a conformar una cinta ligera, eficiente y que alcanza su cometido de divertir al personal.

 

Miranda (Oriol Puig). Breve pero intenso, y de un grácil discurrir visual, Miranda emerge como el reverso socarrón de Amelie, podría aseverarse. Chica encantadora conoce a chico. Chica convive con chico. Chica se desencanta y rompe con chico. Y en el medio, un punto de locura juvenil, de amour fou. Tal es su frescura y el dinamismo de la
interrelación de sus personajes (aun resaltándose -por demás- la hiperactividad de ella frente al estatismo y la inexpresividad de él), que si no fuera por la ausencia de un mensaje claro y de ofrecer una actitud rebelde verdaderamente creíble, de sugerir, en definitiva, un lugar adonde llegar más allá de la mera anécdota, podría asomársenos a la cabeza aquel genio francés de la irreverencia: Godard.

 

cartel-tumult_rTumult (Johnny Barrington). Turno para la sangre y las vísceras. Retrocedemos a la época medieval para seguir a un grupo de soldados desarrapados y heridos de muerte, perdidos en mitad del monte. En el plano resalta una fotografía sencillamente impresionante y que capta a la perfección lo gris de semejante coyuntura. Tan sólo cabe esperar la aparición del enemigo, pero… ¿y si este viniera de otra época, montado en un “caballo de metal”? Más allá del soberbio trabajo de ambientación y atmósfera perteneciente a un tiempo de barbarie aún por descubrir en su totalidad (ya vislumbrado en Valhalla Rising, la cinta que encumbró a muy altas cotas de calidad a Nicolas Winding Refn, el director de la más conocida Drive), el punch definitivo que otorga este cortometraje viene dado a través de ese choque de dos tiempos y culturas antagónicas, absolutamente inesperado y que, en lugar de desviar el centro de interés de la narración, ayuda a sublimar el gore extremo sirviéndolo en la bandeja de la comicidad, sin que el conjunto chirríe en demasía. Toda una sorpresa, Tumult.

 

cartel-hegiraLa hégira (Liteo Deliro). Cine social, lo siguiente en venir; Cortópolis no sería lo mismo sin él. Con el telón de fondo del terrible problema de la inmigración ilegal (que tan bien conocemos ya todos, y no sólo por los telediarios), este drama tiene su concepción en el relato de cómo esta situación es capaz de romper con una pareja de jóvenes enamorados, y así aprovechar a hablar del difícil papel que juega la mujer en tierras
musulmanas. De esta manera, lo mejor del trabajo se configura a través de la exploración (no demasiado profunda, en ningún caso) de las diversas y divergentes capas que pueden aflorar en una sociedad como la que aquí se retrata, real a todas luces. El problema es que no existe una visión de conjunto demasiado atada, además de la existencia de secuencias que se acogen al cliché y no persiguen la raíz envenenada de la cuestión, en verdad más política de lo que siquiera aquí se llega a apuntar.

 

Mighty-Boy-posterMighty Boy (Javier Yáñez Sanz). Tenía que llegar, y también llegó. El “crowdfunding” mal entendido, como medio para la promoción y autopublicidad sin meritoria alguna; filmar por el mero placer de saberse friki y querer demostrárselo a los demás (para presumir después). Mighty Boy tiene su concepción a raíz de un manga japonés, pero el verdadero espíritu que lo sustenta es su delectación para con aquella inefable serie que llevaba por nombre Power Rangers. La combinación de ésta con la singladura de otra serie española de cabecera para toda una generación, Al salir de clase, produce una suerte de reacción química-adolescente que desemboca en esto: el atropello como arma arrojadiza, de onda expansiva contaminante y contagiosa; el vítor a la banalidad o, lo que es peor, al amiguismo. Sólo cabe reseñar los ocasionales chispazos de sus efectos especiales, fruto precisamente de unas coreografías al ralentí dignas de la mejor serie B (perdón, quise decir Z). En opinión del que esto suscribe, lo peor no es que Mighty Boy sea un corto que carezca de posible valoración, sino el hecho de que un festival como Cortópolis se haya atrevido a programarlo; desconozco las razones, pero no me puedo creer que se incluya en el mismo saco que al resto, porque desmerece la entidad y el prestigio que un festival como éste estaban tomando. A no ser que a partir de ahora se quieran tomar otros derroteros, de índole caciquil, en cuyo caso este cronista dejaría de prestar el interés tomado hasta el momento.

 

cartel-no-mires-ahiNo mires ahí (Daniel Romero). Fin de fiesta con una peli de miedo, marca y seña habitual de su realizador, el madrileño Daniel Romero. Lo que más llama la atención del trabajo, dejando a un lado su impecable factura visual a través de esa ilusoria fotografía que sugiere la impresión del espacio a medio camino entre lo real y lo imaginario, es la mayor capacidad de su director para empacar esta forma con el fondo, de cuajar el sentido de la planificación en sus imágenes (firmemente dosificadas y en clara apertura hacia la sugerencia y el estímulo visual, jugando sobre todo con el fondo de campo) con la historia que nos quiere contar. Y es que No mires ahí habla precisamente del miedo, pero no con el objetivo de conformar un objeto de calidad en exclusiva inherente al cine de género, sino usar tal condición para hacerlo extensible al terreno del drama, lugar desde donde puede despegar definitivamente. Precisamente, un final ligeramente
precipitado habla de las cortapisas creativas que el formato corto le impone a Dani, quien ya ha dado sobradas muestras de saberse preparado para dar el gran salto y poder contar su historia con la paciencia y el desarrollo ideales.

 

Veremos qué nos depara la edición de junio, donde se alcanzará ya la mitad de las sesiones que este festival tiene pensado programar en este 2013. Porque a pesar del presumible calor (que no llega), la gente de Cortópolis tiene en mente un no parar y sigue emperrada en hartarnos a visionar lo más granado del panorama cortometrajístico nacional e internacional. O eso esperamos todos aquellos a los que nos gusta acudir mes tras mes para ver cine y disfrutar de una agradable compañía.

nene_despidiendo

Anuncios

37 pensamientos en “Crónica de Cortópolis V. Mayo 2013

  1. Jeremías dice:

    El blog como ejercicio de onanismo pseudo literario. Enhorabuena, tu prosa es digna del más aburrido de los códices medievales. Gracias por dejar claro que lees mensualmente Cahiers du Cinema y Dirigido Por, eso explica la estrechez de miras que rezuman estas críticas.

    Me gustaría finalizar con una acertadísima cita del execrable Fernando Esteso:

    “Las salas de cine intelectual están vacías de intelectuales”

    • Sólo son opiniones, amigo. Sobre la escritura, no entraré a valorar puesto que carezco de los conocimientos suficientes al respecto, aunque si al menos sirve para entretener a los del medievo, bueno está.

      Sobre las revistas que mencionas, pues sí, las leo porque me parecen las más interesantes del territorio nacional. Como siempre, para gustos, los colores, pero la mayor parte de la gente que escribe ahí son profesores de universidad y/o escritores, así que algo tienen que saber, y a mí me gusta aprender de los que saben.

      El Esteso, un crack. Si lo dice una persona como él, seguro que tiene razón, así que bien traído, amigo.

      Saludos!

    • Wendigo dice:

      Menuda cantidad de complejos puede adivinarse sólo de leer un mensaje el de Jeremías. Pobre.

      • Jeremías dice:

        Gracias por tu apoyo moral, querido y clarividente espontáneo. La condescendencia es, sin duda, una virtud que has trabajado a fondo.

  2. Norayes dice:

    Pues asistí a la muestra y la verdad es que Mighty Boy fue el que más me alejó del TEDIO que ultimamente me produce acercarme al mundo del cortometraje. Me pareció original, un producto hecho con voluntad y ganas de hacer algo nuevo.

    El resto psssé, parece que no avanzamos a ninguna parte. Y luego desgraciadamente existen sin saber muy bien por qué cortos como MIRANDA, que me dan ganas de sacarme los ojos con cucharas y de obligarme a ser misógino crónico.

    • Yo no puedo estar más en desacuerdo contigo, compañero. El primer corto, aunque más extenso de lo habitual, es casi una película, no tanto por esta cualidad como por su calidad y la manera en que está filmada. Evidentemente es más difícil de llevar que cualquier otro de los trabajos exhibidos, pero es simplemente porque los temas que retrata son bastante más complejos.

      Sobre Miranda, me pareció un corto divertido y efectivo en su propuesta, tampoco tiene mucho más pero fue un soplo de aire fresco en la sesión, sin duda.

      Saludos.

  3. plared dice:

    En realidad siempre he sido que de la opinión que este tipo de festivales simplemente sirven para dar a conoce a gente con ideas y cierto talento…..La calidad suele brillar por su ausencia y sinceramente, me parece que no es lo buscado y si mostrar buenas maneras.

    Por lo que tampoco juzgo como lo haría con sus hermanas mayores. Simplemente que muestren algo, quizás el problema que muchos ensalzan cualquier bodrio por el hecho de estar hecho con cuatro duros. Eso no es motivo para elevar un corto a los altares……

    Pues eso, talento y buenas ideas…Lo demás incluso que sea un pestiño pero demuestre cierto talento…lo que se debería potenciar. SAludos

    • Gracias por tu comentario, camarada plared.

      Siento estar en desacuerdo contigo; con los años he visto muchos cortometrajes, en diferentes festivales especializados, y te puedo asegurar que hay auténticas obras maestras del cine, con la única diferencia respecto a cualquier película que supone tener un metraje más corto. Si estás interesado, ya te pasaré una lista por privado, verás como aprecias lo que te digo.

      Evidentemente, no se puede ensalzar algo por el mero hecho de tener un bajo presupuesto, pero sin duda es algo que debe tenerse en cuenta para su valoración final. El ejemplo contrario son los blockbusters hollywoodienses, que en su gran mayoría suelen ser demenciales, aun contando con una gran inversión detrás… Yo siempre preferiré lo primero, lo tengo claro.

      Pero sí, lo más importante es saber ver el talento que hay detrás de los trabajos (independientemente de su formato u origen), y lo cierto es que en algunos de los cortometrajes exhibidos en este festival, se augura una buena cantera de realizadores, cuya meta será dirigir un largometraje algún día (tampoco debe olvidársenos que este mundillo es la plataforma de despegue para llegar a eso, que es lo que alcanza un público más numeroso, obviamente).

  4. perico dice:

    plared, tienes poca idea del mundo del corto, ponte al dia, por tu bien, q tiene mucha mejor salud que el del largo. Asi no diras tontucadas.

    norayes, alguien que dice una chorrada asi solo puede ser del equipo de un corto tan malo como mighty boy. Se ve a leguas. Fue el unico bodrio de la noche, lo ve hasta un ciego

    • Seguro que plared ha tomado buena nota y, si tuviera oportunidad de ver alguno de los cortos proyectados en Cortópolis y que aquí suelo reseñar mes tras mes, pensaría que hay nivel y futuro. Lo cierto es que el mundo del corto ofrece savia fresca, mientras que la gran industria del largometraje parece alicaída en estos tiempos, con tanta película innecesaria en la cartelera.

      Sobre tu segunda apreciación, tal y como se deduce de mi reseña, estoy bastante de acuerdo.

      Saludos y gracias por comentar!

  5. Jaime Pantoja dice:

    Bodrios de la noche, para mi gusto: “No mires ahí” y “Miranda”. “No mires ahí” es una historia bien rodada pero mala y sin sentido, con un final muy flojo. El guión no hay por donde cogerlo, sinceramente. Ah, y no da miedo, sólo asusta el efecto ese de turno de las pelis de miedo modernas. Lo de Miranda de verdad que alucino. He oído decir que es una parodia de Amelie. Joder, para ser una parodia muy poca gente se rió. No he sentido mayor vergüenza ajena viendo una pieza audiovisual en mi vida. Ya lo anunciaron, “corto a traición”. Casi me salgo. Menos mal que descubrí “Tumult”

    • Gracias por tus opiniones, Jaime.

      Creo que No mires ahí está bastante equilibrado en lo que al guión y a la puesta en escena se refiere, he ahí uno de sus mayores puntos, aunque coincido en lo del final. Sobre Miranda, a ver, yo tampoco pienso que sea ninguna maravilla, pero es bastante simpático y resultón para con los elementos y situaciones manidas con las que juega.

      Un saludo.

  6. perico dice:

    le dan mil vueltas a la caca de mighty boy

  7. periwhat dice:

    Bueno, como veo que cualquiera puede hablar de cine y sentenciar de esta manera, voy a añadir mi modesta crónica de la gala, evitando tanta palabrería innecesaria que sólo intenta demostrar una intelectualidad fingida y de lo más superficial.

    En general os diré que se me hizo eterno, creo que deberían plantearse no poner tantos “cortos” de tanta duración seguidos, o bien añadir un descanso…ahí lo dejo.

    Insisto, todo esto es mi modesta opinión, que no viene marcada por leer tal o cual revista de lo que “debiera ser el cine” sino porque me dedico a ello…

    MOSTRUO, muy bien hecho a nivel imagen, la historia muy dura aunque buena, pero sinceramente muy largo, demasiado lento, sobre todo si se programa como el primero de la noche.
    OJOS QUE NO VEN, buenos actores, historia graciosa, bien.
    MIRANDA, ni tan horrible como lo ponéis muchos, ni tan bueno como dicen otros. Sin más, está bien hecho y es el único realmente corto (cosa que se agradece) pero está más visto que el tebeo, sinceramente.
    TUMULT, genial. Sí, me encanta el cutrelux inglés, creo que sorprende y tiene todos los elementos necesarios.
    LA HÉGIRA, probablemente fue el que menos me gustó de la gala, pero no por ello hay que quitar mérito a todo el equipo (sí, señor bloggero, detrás de un corto no sólo hay un director, sino muchas personas que se dedican a ello en cuerpo y alma, la mayor parte de las veces de forma desinteresada…así que su afirmación “filmar por filmar” me demuestra que no ha estado usted en muchos rodajes, pero ya hablaremos de eso más adelante). El tema me parce importante, los actores buenos, la foto genial, pero se me hizo un poco lento y esperaba un final más marcado.
    MIGHTY BOY, no creo que fuera ni el mejor ni el peor de la noche. Pero sinceramente me apabulla la crónica que realizas del mismo, madre mía ¿tienes un odio personal hacia ese chico? ¿Los power ranger te daban pesadillas de pequeño? Y volvemos al “filmar por filmar”, ¿tienes idea del trabajo que supone hacer cualquiera de los cortos que se proyectaron aquella noche? Entendería que dijeras que no es tu género predilecto, o que esas cosas no te van, pero que tires por tierra el curro de tanta gente simplemente porque lees cahiers du cinema y para tí el cine no puede/debe ser friki, me alucina. Chico, para gustos colores, entiendo que no te gustara, pero te cebas con el curro de la gente, Y POR AHÍ NO PASO. La foto era cojonuda, los actores también y los efectos especiales muy chulos. Vale, es un poco comedia romántica, y no inventa nada nuevo, pero está muy bien hecho y la verdad es que aportó frescura a la gala. Repito, aunque los cortos fueran buenos, se convirtió en algo eterno y TEDIOSO, casi tanto como tus palabras.
    NO MIRES AHÍ, buena factura y actores, pero me esperaba mucho más la verdad. Los niños por definición dan miedo, y la niña lo hace genial, pero el final me desilusionó un poquito.

    Critica lo que quieras, es tu opinión, pero me parece muy rastrero desprestigiar el trabajo de la gente sin tener más idea que lo que dicen en las revistas. Sal un poquito del cine y de tu casa y pásate por un rodaje, anda, es por tu bien.

    • Gracias por tu clarificador comentario, señor bloguero y profesional del cine.

      No voy a entrar a rebatir tu opinión de los cortos; mi opinión ya está ahí y está suficientemente argumentada. Aparte, tus comentarios me dicen más bien poco.

      Lo que no puedo admitir es tu crítica hacia mi trabajo desde la suposición. ¿Acaso me conoces de algo? Pues entonces no te atrevas a hablar de lo que hago o dejo de hacer, porque puedes estar metiendo la pata hasta el fondo (tal y como has hecho). Si navegases un poquito (sólo un poquito) por la red, hasta llegarías a encontrar artículos míos de rodajes, entre otras muchas cosas. Y es que no sólo de revistas vive el hombre, no, pero sin duda quizás a ti te vendría bien alguna para aprender un poco, aunque sólo fuera para esgrimir el más elemental sentido de la prudencia.

      Yo no me cebo con nadie, perdona que te diga; simplemente realizo una crítica con mi opinión argumentada sobre este festival y sus proyecciones, que en ningún caso es personal (como sí lo es la tuya o la de otros comentarios que aquí se han vertido). Perdiendo esa regla de vista se encuentra la primera manera de autodesprestigiarse en un comentario por otro lado tan pobre como el tuyo, que ha de recurrir a las mayúsculas para hacer énfasis.

      Lo que no termino de comprender es por qué tanto indignado con mis poco elaboradas letras… Cuando uno es libre de leer lo que quiera. En cualquier caso, habrán de agradecerme el hecho de que ya tengan un blog de anticabecera al que no volver a entrar jamás, que hay tanto y tan manido en internet que uno no puede andar perdiendo el tiempo con medianías.

      Saludos y que ruedes mucho y bien, profesional!

    • carlos dice:

      Asi me gusta, que los equipos de los cortos defiendan su tiempo, que para algo se lo han dejado gratis y estas criticas les dañan su autoestima, no sea que hayan perdido el tiempo.

  8. Santos dice:

    periwhat tien poca idea si dic esto: La foto era cojonuda, los actores también y los efectos especiales muy chulos,

    cuand l foto era com del peor capitul de fisicaykimika, los fx eran pesimos y los actores dban risa, por n hablar d la direcion y de todo

    s alguien del equipo d ese horror q es migty boy o amig dl director. la noche estuv de puta madre salv por ese corto, q si es un tedio y el peor que s ha puesto en cortopolis. y la hegira le da mil vueltas

  9. Maria dice:

    a mi me encanto el festival y repetire todos los meses pero estas cosas me dan pena, porque se puede decir que Mighty boy es una mierda sin destruir a nadie

  10. Jeremías dice:

    Santos, te lo pregunto sin ánimo de ofender, en serio, es pura curiosidad, ¿Escribes así deliberadamente?, ¿Es alguna especie de ejercicio artístico de ruptura con lo establecido?

  11. Hola Roberto.

    Muchísimas gracias por las palabras que le dedicas a nuestro trabajo. Uno llega a la primera proyección cargado de inseguridades y leer opiniones como la tuya siempre es un subidón de confianza. Muchísimas gracias en nombre de todo el equipo, de verdad.

    Por último quería destacar el trabajo del resto de compañeros. Fue un placer dar nuestro primer salto sin red junto a todos vosotros. Había mucha variedad de géneros y se agradece una sesión tan variada y heterogénea.

    Un saludo,
    Daniel

    • Hola Dani,

      Gracias a ti por tener la deferencia de pasar por aquí a comentar. Lo cierto es que tu trabajo me pareció de los mejores de la noche, ya te lo comenté durante el cóctel y así lo he plasmado en mi texto. Ojalá haya suerte y puedas dar el gran salto al largo, como te comentaba.

      Un saludo.

  12. carlos dice:

    Hombre, no hay que ser crítico para saber que la noche estuvo muy bien y que Mighty boy fue el peor corto. Yo creo que eso es de perogrullo.

  13. Querido Roberto.

    Para mi fue una experiencia increíble participar en Cortópolis y espero tener la suerte de volver. La gala en general me pareció genial y aprendí mucho del trabajo de los colegas que presentaron sus obras. Me hubiera encantado conocerlos en persona y hacerles muchas preguntas. También estoy muy agradecido por tus apuntes sobre Monstruo: hacer películas es un proceso intenso, solitario y complicado, y cuando un tercero se enfrenta a tu obra y se toma la molestia de analizarla, estudiarla y pensarla, es muy satisfactorio y enriquecedor.
    Muchas gracias de nuevo… Y mucha suerte en todo.

    • Hola Carlos, muchas gracias por comentar en esta crónica.

      Lo cierto es que, más allá de la calidad de los trabajos seleccionados, que normalmente suele ser excelente, si por algo destaca un festival como Cortópolis es por el buen ambiente que se puede vivir durante ese rato de visionado y, después, en el cóctel que tienen a bien ofrecer. Esto último es muy importante, porque ofrece un marco desenfadado para debatir y opinar sobre los trabajos, e incluso brinda la oportunidad de conocer a los creadores.

      Espero que nos podamos ver de nuevo en el futuro, y enhorabuena de nuevo por tu soberbio trabajo, Carlos. Mucha suerte a ti también en lo sucesivo; como comento en la crónica, habrá que seguirte muy de cerca.

      Un saludo,
      Roberto.

  14. belakarloff dice:

    Es sorprendente contrastar tu crónica con las opiniones de los que responden después, y comprobar cómo todos tienen una opinión totalmente distinta. Yo, por mi parte, tampoco coincido con la tuya, lo cual demuestra cómo cada cual tiene una mirada distinta sobre la sesión en su globalidad.

    Por lo demás, muy bien escrita la crónica (¿ejercicio medievalista? Por Cthulhu, hay gente que debe leer muy poco) y, tal como digo, pese a disentir veo muy bien razonados tus argumentos. Enhorabuena por tu blog, y espero ansioso la sesión de este mes.

    • Yo soy de la opinión de que siempre está bien la variedad de opiniones, porque se crea un debate enriquecedor; para lo cual dichas opiniones deben estar debidamente argumentadas, que no es precisamente lo que ha ocurrido aquí en su mayoría.

      Gracias por tu opinión (valga la redundancia), y por tus felicitaciones por el blog. Por aquí seguiremos, comentando y reseñando. Yo también siento curiosidad por la sesión de este mes, a ver qué tal.

      Un saludo.

    • Jeremías dice:

      ¿Por Cthulhu? Caramba, hay gente que debe de hablar muy poco con personas reales.

  15. carlos dice:

    Jeremías es un tocacojones y de esos hay muchos en la calle

  16. […] Si os apetece podéis leer algunas críticas que he ido recopilando sobre No mires ahí pinchando en los siguientes enlaces (todas son bastante positivas, así que andamos en palmitas). Pincha aquí, aquí y aquí. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: