Crónica de Cortópolis I. Enero 2013.

31

enero 24, 2013 por Roberto García-Ochoa Peces

Cartel de la primera edición del festival

El pasado 17 de enero arrancó el festival Cortópolis en su versión definitiva. Tras una primera prueba hace ya algunos meses que demostró el potencial de los organizadores a la hora de constatar que el cortometraje también puede interesar a una gran cantidad de público, llegó la hora de la primera entrega. Una de tantas que están por venir en los sucesivos meses del año. Y como principal figura responsable de un, a buen seguro, arduo y calculado trabajo de días y semanas por parte de todo un equipo de profesionales y amantes del cine, Raúl Cerezo, el cineasta que con cada nuevo evento que logra llevar a cabo parece perseguir el título invisible de rey de la promoción cortometrajística nacional. Escorto en su fundación; Córtate en la concrección; y finalmente Cortópolis en el apogeo. Poco más se puede resolver de un hombre que está llamado a inscribir su nombre en algún lugar del cine español. En la red de redes ya lo conocemos todos por su constante guerrilleo cinéfilo.

El hecho de llenar una sala de Kinépolis Madrid, uno de los cines más grandes de España, en 45 minutos tiene su mérito. Aunque también tiene truco, márketing con conocimiento de causa dirán otros: entrada gratis, promoción viral en internet y picoteo posterior porque sí. Así es más sencillo, pero el reclamo cinematográfico está ahí. Y es que la entera concepción del evento huele precisamente a eso: cine, cine y más cine. Desde la música ambiental en la sala -caprichos ochenteros y evidentemente “spielbergianos” de quien yo me sé, y vosotros también-, pasando por la ausencia de una presentadora física -una dinámica y simpática Ana Galocha introducía cada trabajo directamente desde la pantalla, filmada en el entorno de las instalaciones- y la inclusión de cortinillas a modo de guiño para amenizar los momentos de impás sin que el espectador deje de prestar atención a lo proyectado, todo tiene su raíz en una pasión exacerbada por el entretenimiento y la virtud técnica que posibilita el séptimo arte, independientemente de su formato de exhibición.

La sala, a rebosar

La sala, a rebosar

Y como centro de las miradas, las cinco pequeñas películas que tuvimos ocasión de ver en todo su esplendor, fruto de la excelente proyección en alta definición que ofrece Kinépolis y con el aliciente de su presentación por parte de los respectivos directores. Un afán de selección exquisita aunque algo irregular por parte de la organización, que verá continuada su labor en las próximas ediciones, hasta llegar a final de 2013 donde se celebrará una gala que premiará a lo mejor de todo el año. Desmenucemos pues los trabajos presentados en orden de exhibición:

horizonteHorizonte (Aitor Uribarri). El sevillano Aitor Uribarri abre el camino con un trabajo de impecable producción, soberbio empaque visual e impactantes imágenes. Una historia desarrollada en el marco de un mundo postapocalíptico que recuerda, desde su primeras tomas, a films recientes del mismo estilo como La carretera o El libro de Eli. Resulta increíble constatar que apenas 20 minutos dejan intuir tanto talento, y es que el tono fotográfico de este cortometraje bien poco tiene que envidiar a los anteriores títulos (por más que sean sus directos inspiradores), y conseguir eso con muchísimo menos presupuesto tiene su importancia. Lo mismo se puede decir de unos efectos especiales (visibles en los espantosos rostros de los seres que amenazan la supervivencia de la madre y la hija protagonistas) y un maquillaje que consiguen su propósito de atemorizar al espectador. Curiosamente, el cierre de la historia en forma de cita cíclica-reflexiva sobre nuestra condición en el mundo, deja un poso de incompletitud, no tanto con respecto a la lógica interna de la historia, sino en cuanto a su posibilidad de ser explotada en formato largo; ya que bien podría tratarse de un extracto de una apasionante y sugerente realización de mayor espectro, lugar donde adquiriría verdadero sentido y razón de ser.

robertTodos los hombres se llaman Robert (Marc-Henri Boulier). Lo más corto de esta primera edición fue el único trabajo internacional, proveniente de tierras galas. Cinco minutos de pura adrenalina. Presumible survival movie que persigue a un hombre desnudo en mitad del bosque mientras esquiva disparos mortales a sus espaldas y escucha el resonar de su nombre -recordando la importancia que todo título debe tener, una vez, y otra, y otra más…-, filmada con el nervio y la tensión de montaje que precisa una cinta de estas características, que de repente, y como conclusión, vira imprevisiblemente a film de ciencia-ficción surrealista y de profusa vena crítica. En un solo plano, con un único y suave movimiento de cámara. Imaginación demoledora para un terremoto de géneros que se avalanza ante el respetable sin que a este ni siquiera le haya dado tiempo a respirar. Lo mejor de la noche en un único impacto, frío, duro y resonante, como debe ser. Y francés, cómo no.

hibernationHibernation (Jon Mikel Caballero). Empezó aquí el declive de la programación, pero por una mera cuestión de posicionamiento, ya que los dos mejores trabajos en opinión del que esto suscribe sencillamente eclipsaron al resto. Y no es que Hibernation sea un mal trabajo (de hecho ninguno de los cinco lo fue), sino llanamente un producto indefinido, que juega con el trasfondo de la ciencia-ficción y con todos sus mecanismos más reconocibles de puesta en escena para elaborar un discurso sobre la pérdida del amor, emotivo pero diluido en mitad de un aparataje visual por otro lado sobrio y bien construido. Es el ejemplo perfecto para establecer la siempre necesaria reflexión acerca del equilibrio entre fondo y forma, y viceversa; la emoción que se eclipsa ante una posible delectación visual, o la contemplación que se ve truncada por un sentimentalismo palpitante. Tanto da, hay que reconocer el potencial del ideario visual de Jon Mikel Caballero, que a buen seguro dará jugosos frutos en el futuro.

nocheLa primera noche (Eduardo Moyano Fernández). Entre tanta seriedad, toca el turno de la comedia, y La primera noche da cuanto promete: sano entretenimiento, diversión y un punto de romanticismo ebrio bastante resultón. De entre la chispa neurótica del primer Woody Allen y la socarronería de Peter Sellers nace la gracieta del protagonista de este trabajo, quien padece una rara enfermedad que le produce sueño repentino, adicción al sexo y hambruna exacerbada en un cóctel cuasi molotov que habrá de sufrir la inocente dependienta de un 24 horas. Presume de dinamismo y eficiencia narrativa -empujado por una estética pulp visible desde sus títulos de crédito y pasando por unos rótulos intermedios de simétrica adaptación a la imagen real-, pero sus diálogos, aun eficientes, no proporcionan el gancho definitivo para la risotada que todo espectador espera. Veremos qué deparan sus continuaciones: se anuncia trilogía cachonda.

ladoAl otro lado (Alicia Albares). Fin de fiesta inquietante y abandonado a su suerte, quizás una especie de guiño al propio cortometraje de Alicia Albares. Una casa que esconde un misterio, un joven estudiante interesado en alguna clase de ciencias ocultas (y que masca chicle como ninguno) y un viejo que tiene mucho que decir. Elementos mínimos para la sugestión, en un conjunto de tan suavemente orquestado, improductivo en su afán de conquistar nuestra atención. En efecto, se observa un impecable trabajo de ambientación, incluso su no linealidad beneficia el ritmo de la narración (por mínima que esta fuera), pero es su ausencia de una culminación clara, de atreverse a cruzar el espejo de la irrealidad y dejarse inundar por la magia que no deja de anunciar, lo que finalmente lastra el trabajo.

En su conjunto, una interesante selección, mejorable pero más que suficiente como punto de partida. El público aplaudió al fin de cada película, se estremeció cuando hubo de hacerlo, y rió cuando así lo pedían las imágenes. Variadas impresiones para un par de horas muy disfrutables y donde, como siempre acontece en todo lo que rodea al pequeño gran mundo del corto, el colegueo y buen rollo camparon a sus anchas; términos coloquiales que encajan a la perfección para la definición de un evento que pretende hacer justicia al cortometraje como fin. Otra vez. Y vaya que si lo hará.

Anuncios

31 pensamientos en “Crónica de Cortópolis I. Enero 2013.

  1. kmaleon dice:

    Horizonte y todos los hombres se llaman robert los únicos cortos buenos, el resto bastant malos la verdad. La primera noche “presume de dinamismo y eficiencia narrativa”, me da la risa, se hace aburrido. Hibernation y al otro lado pufff…

    • Ismael dice:

      Hibernation, Al otro lado y Horizonte son cortos que no llegan a serperfectos, pero son muy disfrutables. Robert y La primera Noche fueron geniales. Una noche perfecta y un nivel altisimo.

    • Hombre, a mí los dos primeros también me parecieron los mejores (tal y como comento), pero los demás tampoco son como para despreciarlos así.

      La velada, genial. La verdad es que ver cortos en estas condiciones es un gustazo.

      Saludos.

  2. Fran dice:

    Como siempre, y espero que siga siendo así, difiero de cualquier “presunto” crítico cinematográfico, macho, no has dado ni una.

    Un consejo, cambia la imagen que preside el blog, como diseñador gráfico, que no “presunto”, te aconsejo que las fotos que hagas con tu webcam para poner de perfil en Facebook, o similar, no ilustren algo que pretende ser serio.

    Saludos.

    • Gracias por tu constructivo comentario, Fran. Me alegra saber que hay gente que difiere de lo que uno escribe; a ver si para la próxima sí soy capaz de dar en el clavo, lo seguiré intentando.

      Sobre la cabecera, lamento decirte que seguirá así. A los profanos en el asunto nos gusta la sencillez; pero tomaré tu aviso para dar un toque de atención a mis diseñadores (les diré que Fran me ha dicho que su imagen no vale un pimiento).

      Saludos!

    • Quizás Fran podría darnos algunas lecciones sobre crítica cinematográfica y diseño gráfico, parece que entiende.

  3. Elvira dice:

    ¡Enhorabuena por la crítica Roberto!
    Yo disfruté con todos los cortos (con sus defectos y sus virtudes) pero el que más me gustó fue “La primera noche” empecé a reírme con la presentación del director y ya no paré.
    Coincido con Ismael, una noche perfecta y un nivel altísimo.
    Tu blog promete, ¡sigue así!
    Saludos.

    • Gracias por tu comentario y por tus elogios, Elvira.

      Estoy contigo en que la presentación de Eduardo Moyano fue la más graciosa, aunque la de Alicia Albares también fue muy original. Es un punto que los directores puedan introducirnos a su trabajo…

      Saludos!

  4. Javier Gala dice:

    Jop, y yo que pensaba que el diseñador gráfico del blog era diseñador profesional, y ahora lo tildan de “presunto”. Bueno,Roberto, aquí un real, que no presunto, admirador del blog. No estuve en los cortos, pero a ver si tengo oportunidad de verlos

  5. Aitor Uribarri dice:

    Muchísimas gracias Roberto por tus palabras… ya sois muchos los que me hacéis llegar que “Horizonte” debería ser una largo, pero como no lo rodemos con la cámara del móvil me da a mi que poco vamos a poder hacer… Fue una noche muy especial y tanto yo como el resto del equipo lo disfrutamos muchísimo. A la siguiente me tocará como espectador y espero que haya tan buen nivel como hubo aquella noche. Un saludo!

  6. aeg dice:

    a este blog habia q echarle fuego.si te veo te mato soldadito,nos estas haciendo mucho daño

    • Bueno, nunca pensé que podría llegar a recibir comentarios de esta índole por esgrimir (y argumentar) mi opinión, pero parece que hay gente a la que le molesta bastante que se le critique su trabajo. Supongo que cuando se hace algo con todo el esfuerzo y la dedicación del mundo, sienta mal que a uno no le digan lo que espera escuchar, pero vale más una opinión sincera y constructiva que no una amenaza o un comentario con afán destructor. Igualmente, es más fácil esconderse detrás de unas iniciales que dar la cara en un banner de afán amistoso.

      En fin, que yo soy el primero en estar abierto al debate, pero desde el respeto, el civismo y la educación como normas indispensables para el entendimiento. Las granadas y los disparos, para las imágenes que tanto nos gusta mirar (o no).

      ¡Nos vemos en el próximo Cortópolis!

      Saludos.

    • Alfredo Paniagua dice:

      Oye, payaso, tú no matas ni una mosca, yo sí. Si tienes lo que hay que tener nos dices algo en la próxima gala de Cortópolis.

      Por cierto, en una sola línea he contado 6 faltas de ortografía. No tienes ni puta idea.

  7. davicine dice:

    Madre mía, que hostilidad ha despertado este recién inaugurado Blog. En primer darte la bienvenida a la blogosfera, aunque vengas de otro blog, pero siempre es una nueva aventura arrancar algo en solitario, que seguro luego crece y te acompañarán más personas en esta aventura.

    En segundo lugar, siempre es bueno oír y leer opiniones nos guste o no, tanto por parte de los autores, como por parte de los lectores, aunque siempre desde el respeto, y pasaré por aquí a veces, estando de acuerdo contigo en algunas ocasiones, y discrepando en otras, pero esa es la gracia de los blogs, poder opinar libremente para que aquellos que quieran te lean, y los que no, pasen al siguiente blog.

    Un saludo cinéfilo, y me encanta el diseño que va tomando el blog… casco bélico incluido, que por lo que llevo leído, te va a hacer falta!

    • Gracias por tu comentario, davicine.

      Eso es justo lo que comentaba antes: la gracia de esto es comentar y debatir, pero con unas formas, claro. La verdad es que el mundo blog tiene sus pros y sus contras, pero es más divertido que con la web en el sentido de que puedes conocer más fácilmente a gente de otros blogs, formando así una comunidad productiva.

      Otro saludo para ti y me alegra mucho saber que te gusta el diseño del blog. Aunque insisto en que el casco mejor lo dejamos para la foto, jeje.

  8. belakarloff dice:

    Enhorabuena por el blog. El tono de los comentarios, sobrio, respetuoso y adecuado. No veo cómo puede despertar la ira de algunos talibanes, pero en fin, ya se sabe que en internet hay muchos de estos…

    Un abrazo.

    • Muchas gracias por tu comentario, belakarloff.

      Ya ves, yo tampoco lo entiendo; pero bueno, qué le vamos a hacer, supongo que habrá que lidiar con ello. Me alegra saber que el blog es del gusto de alguien procedente de un portal de referencia en el fantástico escrito en español como es Pasadizo…

      ¡Un abrazo!

  9. Danielo dice:

    Tanto hablar de “presunto” me ha abierto el apetito en portugués… (o será el previo del derbi de unas horas… En fin…)
    En cuanto a la velada cinéfila vivida en cortópolis, nada que mencionar en cuanto a organización puesto que fuimos tratados como “de la casa” y la dinámica de proyección favoreció el ritmo del evento, como comenta el blogermaster (no confundir con jagermeister jeje). Mi visión humilde de espectador convencional me permitió distinguir claramente los trabajos más entretenidos, ingeniosos y “currados”. Sin duda el cortometraje francés convenció de forma contundente, así como Horizonte nos dejó ese buen sabor de boca con una estética y narrativa propia de un largometraje (quedando esa sensación de “querer más” a su conclusión). Hibernation me gustó en su forma aunque me dejara un poco insatisfecho en cuanto al guión, sobre todo en la conclusión fácil de la historia, sin dejar mucho que pensar tras él. El cortometraje cómico apostaba fuerte tras la presentación de su director, pero no consiguió arrancar la carcajada profunda del espectador, aunque la idea en fondo y forma pudiera llegar a ser hilarante incluso antes de ser concebida en la pantalla. Por último, Al otro lado, con sus expectativas aumentadas al 500 % por la ovación desmesurada previa al visionado y el ambiente de “colegueo y amiguísimo” palpable en el respetable (augurando el mejor corto de la noche) hizo que mi visión crítica aumentara para poder posicionarme en igualdad de condiciones, pero sin duda no convenció como para llegar a atribuirle dicho mérito ya otorgado.
    Ánimo con el blog y sigue adelante. Tendrás que superar críticas de todo tipo, pero desde luego que las que no son constructivas y sólo ofensivas sé de buena mano que te las pasas por la punta del. Nabucco como ópera de Verdi está bastante bien para comenzar en este mundillo (perdón, esto es de otro comentario en el blog de música culta, lo siento…)
    Un abrazo

    • Santos dice:

      No se q gana un tio escribiendo en un blog cutre y criticando trabajos de otros y ahciendoles daño. El no gana nada pero si quita. Ten cuidaod con la bomba esa a ver si te va a estallar en la cara. Nos vemos en el proximo cortopolis,lleva el casco

      • Pues mira, efectivamente no gano nada, pero llevo ya un tiempo en esto y la organización de Cortópolis me invitó a asistir a la gala como cronista oficial del evento, y decidí publicar la crónica a modo de inauguración del blog. Una opinión sincera y constructiva, sin intención alguna de hacer daño (más al contrario); si alguien ve algo en este sentido, sencillamente es que no sabe leer. Y repito que cuando uno publica su trabajo, se expone a que lo critiquen, tal y como está sucediendo con este blog, aunque no precisamente desde el respeto y la educación. Eso hay que saber aceptarlo; y quien no lo haga, tiene un grave, gravísimo problema.

        Sobre tu opinión del blog no discutiré puesto que es tu apreciación, pero sobre tu invitación a la guerra, mejor te la guardas para otros tiempos posibles, aquellos donde la libertad de expresión pudiera volver a estar censurada. A la vista está que eso es lo que algunos quisieran…

        Un saludo.

      • Alfredo Paniagua dice:

        Me parece muy fuerte que tipos como tú se refugien en un nick y un correo electrónico que posiblemente sea falso. El autor de las críticas no gana nada, y lo hace desde un punto de vista constructivo e imparcial. Visto que tú eres un listillo en esto de las amenazas y demás, te voy a hacer varias puntualizaciones:

        – Primera: matricúlate en un taller de escritura. He visto muchas faltas de ortografía en tu breve y lamentable comentario. Te hace falta reforzar ese aspecto. O al menos manda los comentarios cuando llegues a casa, meditados, desde tu pc, y no desde tu iphone.

        – Segunda: si quieres hablar de un corto en particular dinos cuál es y cuál es tu relación con él (admiración, amiguismo, etc.)

        – Tercera: estas amenazas que proferís de forma anónima y desmesurada están haciendo más daño al corto que la crítica de este blog, así que mírate un ojo antes ponerte a soltar toda tu mierda.

        – Cuarta: estaremos en la próxima gala. Si tienes lo que hay que tener deberás cumplir tu amenaza, si no vas a quedar como un fantoche.

        ¿Nos vemos el día 21? Acércate a saludarnos y demuéstranos de qué madera estás hecho…hombretón, a lo mejor el casco te hace falta a ti.

      • Enrique Urbizu dice:

        Santos!!! Digo… José! José! Joooooooose!
        Nada… No hay manera…
        Coronadooooooo!!!!
        Nada…
        No hay forma de sacarle del personaje, desde que estoy trabajando en mi propio remake titulado ” No peace to unholy souls” para la industria americana (ya que Bardem salía muy caro…) está motivadisimo por los foros soltando improperios y mamarrachadas. Perdonadle, porque no sabe lo que hace.
        Jajaja, que mentes andan por ahí sueltas (habrá que tomárselo con humor)
        Enrique by Danielo

      • jajaja muy bueno, Danielo! Veo que sigues tomando el humor como forma de respuesta a alguno de los comentarios.

        ¡Gracias por ayudar a desenfadar un poco todo esto!

    • Hola Danielo,

      Veo que coincidimos bastante en nuestra visión de los cortos. Lo de los aplausos yo creo que es normal, al fin y al cabo a estos eventos suele ir gente del equipo y amigos de los realizadores, lo cual está muy bien (puesto que además se forma una pequeña comunidad donde debatir sobre lo visto, que es lo interesante).

      Muy bueno lo de Verdi, qué cachondo eres…

      Un saludo!

    • Danielo,
      Lamento que el corto no colmara tus expectativas. El ambiente de “colegueo y amiguismo” que mencionas se debió a que fue la primera vez que Al Otro Lado se exhibía y, por lo tanto, asistieron al evento familiares, amigos y todo el equipo técnico y artístico. No creo que fuera el corto preferido “a priori” ni la reacción del público auguraba que fuera el mejor trabajo de la noche.
      Los aplausos y ovaciones eran la reacción lógica de la gente que participó en el corto y que me quiere y me conoce ante la llegada del corto.
      Un abrazo.

  10. Muy buenas, Roberto.
    Soy Alicia Albares, directora del cortometraje Al Otro Lado. He leído tu crónica sobre la primera edición de Cortópolis. Quiero agradecerte tu crítica constructiva sobre el trabajo que hemos realizado. No puedo decirte que me alegre, porque siempre es un palo leer que no ha gustado, pero respeto tu opinión y valoro que hayas publicado unas palabras sobre el corto. Cualquier difusión del mismo es bien recibida siempre y te aseguro que me ayuda a aprender y (espero) mejorar en el futuro.
    Quiero aprovechar la oportunidad para negar mi vinculación o la de cualquier persona cercana a mí y al círculo de Al Otro Lado con los comentarios soeces, maleducados y agresivos que se han publicado en este blog.
    Durante la segunda edición de Cortópolis me comentó Raúl Cerezo lo que estaba ocurriendo y me preocupa que podáis pensar que esas entradas en el blog tienen algo que ver con nosotros. Te aseguro que somos gente maja y que no vamos a agredir a nadie…
    Quise conocerte tras el evento, pero me tuve que marchar corriendo porque madrugaba mucho al día siguiente. Ojalá podamos vernos en la próxima edición.
    Quedo a tu disposición para que lo que necesites.
    Un saludo.

    • Hola Alicia,

      Lo primero, muchas gracias por animarte a escribir en el blog. Me tranquiliza saber que desde Al otro lado no tenéis nada que ver con esos comentarios, que en ningún caso considero que procedan.

      Entiendo que una crítica, que cualquier crítica, nunca sea del todo agradable para el que la recibe, pero hay formas y formas, y tal y como dije en otro comentario, considero la mía constructiva y en ningún caso malintencionada; se trata simplemente de mi opinión, argumentada y razonada, y se puede estar o no de acuerdo con ella, pero de ahí a molestarse e incluso a amenazar como se vio en algunos comentarios, media un buen trecho.

      Además, si desde mis humildes palabras puedes sacar alguna conclusión o idea positiva que te ayude a mejorar en lo posterior, me alegraré mucho, puesto que, tal y como comento en el post, tu corto tiene cosas muy buenas, aunque algunas otras no me terminaran de convencer. Ese es el objetivo de una crítica constructiva, como comentaba antes.

      Para terminar, quería darte la enhorabuena por el reciente premio del público, que recibiste en la segunda edición de Cortópolis, del jueves pasado. Es la enésima demostración de que la crítica y el público no siempre van de la mano, y de que existe una rica diversidad de opiniones y de miradas, que al fin y al cabo es la base de todo este mundo.

      Un saludo y a seguir adelante, puesto que potencial no te falta,
      Roberto.

      P.D. Como no puede ser de otro modo y si nada me lo impide, estaré en el resto de ediciones del festival, así que a ver si tenemos ocasión de coincidir y charlar, claro que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: