Entrevista a los hermanos Onetti, presentando el neogiallo Francesca

Deja un comentario

enero 8, 2016 por Roberto García-Ochoa Peces

Logo festival Sitges 2015

Si se estrenara hoy una película de Argento en el cine, a los 15 minutos se van todos y se para.

Durante el pasado festival de Sitges, tuvimos ocasión de charlar con Luciano y Nicolás Onetti, los hermanos argentinos que en 2013 debutaron con Sonno Profondo (presentada en el festival, dentro de su sección Brigadoon) y que en esta ocasión traían su nuevo largometraje, Francesca. Dos de los más fieles y mejores cultivadores de la nueva corriente del thriller all’a italianael denominado como neogiallo. 

 

Retomáis el género giallo con Francesca tras vuestra incursión con Sonno Profondo. ¿Cómo funcionó esta y qué os lleva a querer continuar la senda?

Luciano (L) – Bueno, en principio elegimos este género porque dado que los recursos de que disponemos como cineastas independientes son muy escasos, podíamos llegar a encararlo sin un subsidio; en Argentina funciona el INCAA (Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales), y nos es demasiado fácil obtener una subvención así. Eso dejando de lado el gran interés que tenemos por el género desde que lo conocimos. Me enamoré del giallo con sólo ver dos o tres cintas como Rojo oscuro o Torso: violencia carnal.

Nicolás (N) – Sí, nuestras preferidas son Torso, La tarántula del vientre negro y todas las de Dario Argento en general; las de Mario Bava también. De todas ellas tomamos lo más lindo.

L – Y la idea no era tanto revivir el género en sí como darle continuidad. Por eso no considero que filme neogiallos; esta adscripción es algo más nuevo, que supone una fusión de cosas, como por ejemplo han sido Amer o L’etrange couleur des larmes de ton corps. Yo a estas no las considero giallos. El giallo es algo relacionado con las historias de Agatha Christie o con el género negro; como Psicosis en EE.UU. pero marcado con otros detalles, como la música, el ambiente… Eso me atrapó. Pero no se trata solo de imitar: usar guantes de cuero, matar a otras personas… No. Nosotros grabamos, editamos y filmamos, los movimientos de cámara por ejemplo… Alguien puede pensar que determinados movimientos bruscos son un error, pero todo está pensado y cuidado hasta el detalle (el tipo de lentes usadas, el audio grabado en cinta como en las películas antiguas…). Son muchos elementos que yo consideré que significaban giallo.

sonno-profondo-poster

 

Ciertamente, utilizasteis elementos novedosos como las figuras de la Grecia clásica (también presentes en Francesca). ¿Por qué?

L – Las historias entre nuestras dos películas no tiene nada que ver, aunque efectivamente hay detalles que se enlazan. Como las estatuas de Venus… El por qué de esta estatua es sencillo: enfrente de donde yo vivía en Mar de Plata tenía una, de altura muy grande, y quedé admirado. Quizás de ahí la haya querido plasmar en mis filmes.

N – Sí, como si fuese una obsesión tuya…

L – Fue un detalle original dentro de todas las cosas que no se han mostrado. Y eso es difícil cuando uno recurre a los elementos clásicos, porque hay gente que lo compara. Y hay fanáticos del giallo que te analizan cuadro por cuadro y te descubren cosas que nosotros hemos hecho pero desconocíamos. Por ejemplo en Sonno Profondo utilizamos la voz distorsionada y este detalle se utiliza en La muerte camina con tacón alto.

N – O la escena donde se lava el cuchillo en Francesca. Después descubrí Tenebre y vi que había un plano idéntico. La habíamos visto mucho antes pero como aficionados, quizás quedó en el subconsciente.

cuchillo_lavandose

 

Y sin embargo viendo Francesca, parece que estáis claramente influenciados por Dario Argento y, en concreto, su obra Profondo Rosso, ¿no es así?

N – Esa película está muy bien, y la verdad nos influyó mucho. Así que sí, es normal que se note esa influencia en nuestro trabajo. Es la obra maestra de Dario Argento.

L – Muchos me decían que el título de nuestra primera película fue una copia de Profondo Rosso y Non ho sonno, pero no es así. Quieren buscar justificaciones pero es un título que se nos ocurrió.

francesca_asesina_muñeco

 

Se nota que en Francesca disponéis de un mayor presupuesto. ¿Eso se traslada al uso de cámaras u otros recursos?

L – En realidad fue filmada con la misma cámara que en Sonno Profondo, pero trabajé más en la posproducción. Mucha gente ha pensado que la filmamos en 35 mm., como si tuviese el aspecto de una película de Argento remasterizada, pero eso es precisamente lo que quería demostrar, para esconder también el bajo presupuesto. El día de mañana me gustaría tener una cámara profesional… Para nosotros en Argentina es muy difícil. Aunque es más importante la historia y la autenticidad, la parte técnica siempre le da un valor, si bien secundario.

 

Pero en el giallo se hace arte de un asesinato, e importa mucho la estética. Se puede decir que vuestra última cinta es un giallo puro…

N – Eso es lo que buscábamos. Hacer algo más clásico, porque Sonno Profondo tuvo excelentes críticas por parte del aficionado, pero por parte del espectador común… Y nosotros lo sabíamos: iba para los fanáticos del giallo. Pero por otro lado también quieres que la vea cualquier persona y que le guste, y esta última se la hemos hecho ver en Argentina a gente que no conoce el género y les gustó a todos; es una historia entretenida, y te lleva consigo. La otra es más lenta.

L – No es una película para la gente de hoy, que quiere inmediatez. Si se estrenara hoy una película de Argento en el cine, a los 15 minutos se van todos y se para. Es una película hecha justo para aquella época. Ya no hay más La matanza de Texas y similares.

N – El cine de hoy te va llevando a ciertos lugares: fantasmas, exorcismos… Adonde la gente quiere. Conocemos agentes de ventas que piensan que cosas como las que hacemos nosotros no pueden venderse. Y sin embargo discrepo con ellos, porque cuando salió la versión internacional de Sonno Profondo (comercializada en DVD en EE.UU.), fue la segunda más vendida del mundo en el mes de septiembre. En ese sentido el público catalán, y el español, nos apoya un montón, más que en nuestro propio país (aunque gracias a Javier, del INCAA, hoy estamos acá). Es gente culta, lee mucho. Con Francesca vamos a andar mejor porque tiene una historia más llevadora para el espectador común, y hemos tratado de crear un póster muy atractivo.

L – Sí, hay mucha gente que nos escribe para comprarlo. Yo mismo hice el diseño de las letras, y el dibujo que se ve es obra de Lucho Martínez, un gran artista de allá.

francescaposter

 

También creas la música de tus películas. Tengo entendido que tienes un grupo, ¿te dedicas a ello?

L – No me considero músico, pero sí, cuando vivía en Mar de Plata tuvimos una banda de rock, del estilo de una de los ochenta muy popular aquí en Argentina, “Sumo”, que hacían una mezcla o fusión de new wave, reggae, ska, post-rock… Yo aprendí solo, todo de oír las notas. Me gusta grabar y editar, y me doy cuenta cuando está mal; es un estilo en el que me siento libre. Escuché algunas composiciones de Ennio Morricone donde hacían un estilo similar y muy diferente, punteando las cuerdas de la guitarra, y esa libertad me atrapó mucho, como si fuesen notas sin serlo.

 

¿Y el cine lo aprendiste de la misma manera, viendo películas?

N – No, simplemente somos fanáticos del cine de terror, aunque pienso que Luciano es un artista y tiene mucho talento.

L – No hicimos Sonno Profondo pensando que íbamos a hacer una película para presentar en ningún sitio. Pero cuando la terminamos, Nicolás dijo: ¿por qué no la mandamos a un festival? Pero fue un proyecto muy personal.

N – Es cierto, y hay escenas muy incómodas, como la de la masturbación.

L – Sí, pero no quería mostrar el rostro, obviamente, y además la chica se dispuso a hacerlo pero a condición de que no se mostrase. Y sin embargo ha llevado a gente a acusarme de misógino, que no cuido a la mujer y la tomo como un objeto. En realidad es un homenaje a un plano que me gustó mucho de El destripador de Nueva York. Esa escena me marcó y de ahí salió la inspiración.

Una imagen de Francesca, dirigida por Luciano Onetti

 

Usáis otro de los motivos recurrentes en muchos gialli: las botellas de whisky J&B. ¿Pero conocéis el por qué de su continuo empleo en las películas italianas de la época?

N – Pues no, no lo sabemos. Pero también tomamos esta marca como propia y la usamos en nuestras películas. Quizás era el whisky clásico que se tomaba allí en la época. Desde luego, lo que sí podemos decirte es que el inspector Moretti en nuestra película lo toma de verdad. Además está filmada en diciembre y enero y allí entonces hace mucho calor, el actor venía del gimnasio sudoroso y se tomaba los whiskys, pareciendo que sudaba por el efecto de estosTodo quedó muy acorde.

L – En realidad no contamos con actores profesionales (salvo la actriz que da vida a la madre de Francesca, que había hecho cosas, pero tampoco a nivel profesional). Pero sí queríamos rostros que pegaran con la época, los peinados, las caras raras… Solo dejamos algunas cosas a la libre interpretación, como quizás la identidad del asesino. Por cierto, te vamos a contar una anécdota del rodaje: en la escena del pianista casi se produce una muerte de verdad. La navaja es real y cuando se va a hacer el corte, el chico se equivoca y se tira para el lado que se hace el movimiento de este, y le pasó muy cerca de la garganta.

 

¿Qué os parecen los últimos filmes que han salido del resurgir de esta corriente, del denominado neogiallo?

L – Amer la respeto mucho, pero no lo considero como giallo. El uso de guantes y la mezcla de colores azules y rojos no es el giallo. También he de decir que las películas de Argento que hizo después con tantos colores no me gustan, me quedo con las primeras que realizó, como El pájaro de las plumas de cristal, lo veo más puro; para mí, eso es el giallo. Tampoco me gustó la música de Amer; usar esa misma música de películas conocidas… Me pareció falto de originalidad. Ya que haces una película distinta, pues también podrían haberlo aplicado a ese apartado. Ahora bien, el sonido y la estética sí me resultaron impresionantes.

N – Además, hoy día puedes ver muchos cortos de la temática en youtube y todos muestran colores azules y rojos, y eso no es giallo.

L – ¿Y The Editor, la viste? Porque yo creo que esta gustará a más gente, y es que se encuadra en esta tipología que yo digo que no me gusta: que se lo tomen como parodia. Está ambientada en los setenta y estéticamente está muy bien (está hecha con mucha plata), pero tiene escenas copiadas de otras películas. Pero para aquel que no conozca el género, puede que le guste, ya que es un tipo de película que vende hoy día. Por eso cuando ven Francesca, en comparación, ese mismo público dice: esto es una basura. Y eso es lo que no nos gusta del neogiallo.

N – Hay otra chilena, Maldito amor , que estuvo ya en Sitges el año pasado, y son parodias, comedias.

 

¿Tenéis pensado lo próximo?

L – Estamos definiendo. Hubo un par de ofertas de distribuidoras de Alemania, pero ellos quieren más sangre, como en Tenebre. Yo les remito a los setenta, que no había sangre. Porque, ¿cuántas escenas de sangre hay en Tenebre? No demasiadas, si lo piensas.

N – Tenemos una buena idea que superaría a Francesca en todo, y si no surge tenemos otras ideas pero que nos gustan a nosotros. Es una decisión difícil, dos caminos que podemos tomar. Pero somos fanáticos del terror en general y no es fácil hacer esto, requieres de la plata necesaria. Si elegimos otro camino, sería algo que nos gustase  mucho, pero necesitaríamos un poco más de presupuesto. Hicimos la primera película con unos 1000 pesos, que no llega a 100 euros de acá, pero no tuvimos que pagar a un editor y por eso me ahorré presupuesto, ya que fue Luciano quien hacía todo: filmaba, musicaba, etc. La segunda sí nos ha costado algo más

 

Para terminar, ¿es el crimen la más pura de las pasiones del ser humano?

L (tras un silencio largo) – Yo creo que sí. El crimen es lo que se hizo desde los inicios de la humanidad, y que va adherido a nuestro instinto. Toda persona lo va a pensar alguna vez. Por suerte, estamos controlados. Y por eso la gente ve tantas películas de terror, para meterse en una piel que no va a poder llevar a la práctica.

 

Agradecemos enormemente a Luciano y Nicolás Onetti el tiempo que nos dedicaron durante esta prolongada, enriquecedora y distendida conversación a la que, amablemente, quisieron acceder con quien suscribe estas palabras.

Luciano y Nicolás Onetti en Sitges 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: