Reportaje del pack Forgotten Gialli (gialli olvidado), en Blu-ray por Vinegar Syndrome

Deja un comentario

mayo 15, 2020 por Roberto García-Ochoa Peces

Hace unas semanas os anunciábamos la salida de un pack de cintas gialli, publicado por la que, desde hace un tiempo, es ya una de las editoras favoritas de un servidor, la estadounidense Vinegar Syndrome. Pues ya lo tenemos entre manos, y os lo presentamos en exclusiva y con nuestro sello habitual: ofreciendo un comentario de cada una de las tres películas incluidas en él -dos de las cuales, como bien sabéis, son producciones íntegramente españolas-, además de un buen puñado de fotos detalladas del mismo. Los títulos incluidos son El asesino está entre los trece (o The Killer Is One of Thirteen, dado que, como es lógico, se publica traducido al inglés), dirigida por Javier Aguirre en 1973; Trauma, que firmara el argentino León Klimovsky cinco años más tarde; y la coproducción entre Italia y Turquía La polizia brancola nel buio (The Police Are Blundering in the Dark), de Helia Colombo y que data de 1975. Merece la pena recordar que Vinegar Syndrome ha realizado un trabajo de remasterización en resolución 2K partiendo de los negativos originales de cámara, por lo que resulta difícil imaginar que estos títulos puedan llegar a verse mejor que a través de estas copias en el futuro.

 

 

El boxset está ilustrado con un diseño exclusivo de Earl Kessler Jr. que se basa en las imágenes de los carteles originales de los filmes, y tiene una tirada limitada a 5.000 unidades, pudiéndose adquirir únicamente a través de la propia web del sello, VinegarSyndrome.com. En mano la caja gana una barbaridad, ya que, además de las bonitas ilustraciones obra de Kessler y de la tipografía de tono brillante tanto en el frontal como en uno de los laterales, puede apreciarse la calidad de su construcción, con un cartón muy robusto que le da un aspecto inmejorable para lucir en nuestra estantería. Se abre en dos piezas, lo que deja ver otra imagen característica del giallo, la típica navaja de afeitar que aparece en tantos capítulos del subgénero (en concreto, dentro de los contenidos en este pack, se muestra con recurrencia en Trauma) para utilizarse como arma ejecutora, y una vez retirada la parte superior, podremos acceder a los tres estuches individuales con cada una de las cintas. Así, los Blu-ray vienen dentro de cajas amaray transparentes con la imagen del póster original y el título traducido al inglés en la portada, los detalles del argumento y sus características técnicas en la contraportada, y por último, y no menos importante, una ilustración en su parte interior que reproduce un arma en relación a cada cinta, entre ellas la antes referida, que podrá verse una vez se retiren los respectivos discos. Podréis observar todos estos detalles en forma de fotos en la galería que se encuentra al final de estas líneas; mientras tanto, hablemos de las películas y de la deslumbrante calidad audiovisual que exhiben estas ediciones.

 

TRAUMA

Daniel (Heinrich Starhemberg), un escritor en busca de un lugar apartado para trabajar en su nuevo libro, se encuentra atrapado en un apartamento rural regentado por una mojigata joven (Ágata Lys) y su marido enfermo (Aparicio Rivero), que se desplaza en silla de ruedas y permanece aislado en su habitación. Sin embargo, al anochecer, un psicópata comienza a rebanar salvajemente los cuellos de los huéspedes del motel armado con una navaja, y los cuerpos y bienes desaparecen misteriosamente a la mañana siguiente…

Trauma, también conocida como Violación fatal, se cuenta como uno de los tres últimos largometrajes que filmara el prolífico director de origen argentino, aunque afincado en nuestro país, León Klimovsky. Su segunda incursión sin ambages en los territorios del giallo desde suelo español, tras el que llevara a cabo en Una libélula para cada muerto en 1975, sigue la estela de Daniel (Heinrich Starhemberg), un escritor que busca aislamiento para inspirarse a la hora de dar forma a su nueva novela, llegando a una venta regentada por Verónica (Ágata Lys), y su trama inmiscuye a una serie de secundarios -entre los que cabe destacar a la calenturienta Isabel Pisano- que irán desapareciendo sucesivamente ante la implacable ley de la célebre navaja de afeitar que alguien tiene a bien sacar a pasear. La película dista mucho de acercarse al concepto de originalidad, tal y como le sucediera a un ingente número de estas producciones, y encuentra bastante más acomodo en el de previsibilidad -más aún conocida su evidente concomitancia con Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960)-, y sin embargo ello no es óbice para reconocerle aciertos visuales como la capacidad de generar cierta tensión a raíz de determinados movimientos de cámara, o disfrutar con la sufrida actuación de Lys y con el sardónico amago de oscuridad que se desprende de su relación con el personaje de Daniel, así como despertar nuestra sonrisa cómplice en el plano final, que relega un poso amargo.

 

KILLER IS ONE OF 13

Una viuda (Patty Shepard) invita a un grupo de amigos de la familia a su mansión, apartada en una zona rural. Lo que los invitados desconocen es que la verdadera razón por la que han sido reunidos es porque su huésped sospecha que uno de ellos puede haber sido el responsable de la muerte de su marido, y que está predispuesta a desenmascararle. A medida que los invitados comienzan a sospechar unos de otros, lo que desvela siniestros secretos guardados durante demasiado tiempo, un misterioso asesino enguantado en negro comienza a acabar con ellos de las más insospechadas y crueles maneras.

El asesino está entre los trece nos retrotrae a uno de los años más interesantes en la carrera del guipuzcoano Javier Aguirre, 1973, cuando estrenaría un díptico esencial en la configuración del fantaterror español: El gran amor del conde Dracula (también editada, por cierto, por este mismo sello, en la que, sin duda, se trata de la mejor copia existente a nivel mundial) y El jorobado de la morgue, que junto a la que nos ocupa completan las colaboraciones que llevase a cabo con el entusiasta Paul Naschy. En esta ocasión, el molde estructural a reproducir es el que legase la famosa novela Diez negritos (And Then There Were None), escrita por Agatha Christie y publicada en 1939, que en el caso de los gialli se reprodujo hasta la saciedad mediante la puesta en escena de un grupo de personajes que, por un motivo u otro -si bien con el común denominador del interés económico- acaban recluidos en un espacio interior hasta que van desapareciendo uno a uno. Entremedias, salen a relucir un sinfín de rencores del pasado, disputas conyugales, líos extramaritales, celos, sospechas fundadas y, finalmente, una explosión de violencia que aquí, por desgracia, tarda demasiado en acontecer y se adivina roma pese a lo afilado de las armas que se enseñan a colación. Resulta interesante, en cualquier caso, por ver al estelar grupo de actores reunidos -en cabeza la elegante Patty Shepard, un desvergonzado Simón Andreu, el solvente José María Prada, el siempre elegante Eduardo Calvo, un comedido Jack Taylor y una jovencísima Carmen Maura-, de cuyas inteligentes interacciones puede extraerse un generosa ración de verdad cinematográfica o, cuando menos, teatral.

 

THE POLICE ARE BLUNDERING IN THE DARK

Una joven modelo es apuñalada violentamente con unas tijeras hasta morir. Pronto se descubre que otras tres mujeres ya habían sido ejecutadas por un maníaco, y que a todas ellas les unía el hecho de que trabajaban como modelos para un excéntrico fotógrafo de nombre Parisi. Cuando otra mujer que tenía una cita con él es también asesinada, su novio, que trabaja como periodista, decide investigar los crímenes, topándose de lleno con Parisi, quien le revela que está trabajando en la invención de una cámara capaz de capturar los pensamientos de la gente.

Oscuro giallo -con engañosa enunciación de poliziottesco- a duras penas estrenado casi dos años después de obtener la visa de Censura, se trata de una pequeña producción que figura dirigida por Helia Colombo, que no es sino un alias inventado por Elio Pasquale Palumbo, el único título que realizara este desconocido compositor y productor musical. La polizia brancola nel buio se cuenta como una modestísima entrada dentro del subgénero que transcurre entre secuencias con predominio de diálogos de transición, combinadas con otras partes que se atreven a merodear (sin consumar) la ciencia ficción y algunas escenas de asesinato, donde parece importar más airear la lozana carne de las mozas que impactar con las cuchilladas que la hienden; todo ello insertado en una trama que a veces logra descolocar incluso al espectador más aplicado, por lo caótico de su discurrir narrativo. Una mera curiosidad sin demasiados alicientes que la hacen solo recomendable para los más inconformistas (o completistas) de la corriente.

 

Vinegar Syndrome recupera estas aproximaciones al giallo, más o menos puras, a partir de un valioso trabajo de remasterización y escaneado en resolución 2K de los negativos originales en 35 mm., lo que supone, además, su estreno en formato doméstico en su mercado de origen, el estadounidense, ya que hasta el momento permanecían inéditas allí, al menos de manera oficial. De ahí que los tres títulos se presenten únicamente con una pista de sonido en su respectivo audio original, español o italiano, con la inclusión de subtítulos opcionales en inglés. Pero donde verdaderamente causan impresión estas nuevas ediciones es en el apartado de la imagen, todas presentadas en la relación de aspecto en la que fueron rodadas, 1.85:1, y con una calidad final sencillamente sorprendente, considerando los materiales de partida, especialmente el de La politiza brancola del buio, rescatada del olvido hace no demasiado tiempo. El contraste, la luminosidad, la resolución y, especialmente, el colorido que pueden apreciarse en la televisión resultan sencillamente deslumbrantes, por lo que, repitiendo la idea expuesta al final de la introducción de estas líneas, es casi seguro que esta será la versión definitiva para (re)visitar estas obras. Por último, cabe reseñar que el apartado de extras es el que más se resiente en este pack, y los tres títulos siguen un patrón idéntico: lo más interesante es el audiocomentario -o comentario aislado con una pantalla de fondo, como en el caso de la cinta italiana-, en inglés sin subtítulos, de algún especialista, siendo el escritor Troy Howarth, Kat Ellinger, editora jefe de la revista Diabolique Magazine, y la historiadora y crítica Rachael Nisbet los encargados de cada título, según el orden de reseña que se ha seguido en este texto; y teniendo como complemento una breve galería fotográfica con pósters y extractos de críticas de revistas de la época a partir de materiales cedidos por Juan Sánchez González.

No podemos terminar este artículo sin enseñar unas fotografías de la espectacular caja contenedora y de sus estuches individuales. Una edición limitada que se antoja bastante imprescindible para fanáticos del subgénero, así como para amantes del cinema bis español rescatado en condiciones óptimas y difícilmente superables. Pasen y vean (pincha en cualquier imagen para acceder a la galería):

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Webs de interés

Banner vadecine.es
banner fiebredecabina.com
Banner Rutas Enemigas
banner planeta5000.com
Banner noescinetodoloquereluce.com
Gialloteca.es
http://elcuervoenteradillo.blogspot.com.es

Cine en casa

banner Regia Films
banner 39 escalones
banner Intermedio

Cinefilia mensual

Portada del número de febrero de 2020 de Dirigido porr
Portada del número de mayo de 2020 de Caimán. Cuadernos de cine
Portada del número de mayo de 2020 de Sight&Sound

Publicaciones

Portada de Todos los colores del giallo. Antología del cine criminal, de terror y erótico italiano
Portada del número 9 de la revista Cine-Bis
Portada libro Flores entre espinas
Portada del libro Folk Horror. Lo ancestral en el cine fantástico
A %d blogueros les gusta esto: